Zaha Hadid, la rompedora

No os voy a descubrir a Zaha Hadid, la maravillosa arquitecta que fue mucho más que una diseñadora de edificios, sería más correcto decir de ella que fue una creadora visionaria, una adelantada a su tiempo. En sus diseños se anticipó varios decenios a las concepciones espaciales y estilísticas a las que el común de los mortales está acostumbrado; sus edificios parecen decorados de una película rodada en el año 2200. Esa era su genialidad: su propia genialidad.

Inesperada y desgraciadamente fallecida el 31 de marzo de 2016 a los 65 años, cuando aún tenía que dar a éste mundo mucho más de esa arquitectura de fluido movimiento, esa característica que la convertiría en la digna heredera de la curva barroca de Gian Lorenzo Bernini. También era deudora de los trabajos con el hormigón que permitieron a dos de los máximos exponentes del Movimiento Moderno, Le Corbusier y Oscar Niemeyer, construir a su antojo sin reparar en las formas. Los conceptos teóricos de Zaha Hadid y sus obras nos permitirán ser siempre deudores de esta gran mujer.

Zaha tuvo que luchar durante toda su vida para hacerse un hueco en un mundo tradicionalmente masculino desde la más lejana Antigüedad. Pero lo consiguió, incluso superando a muchos arquitectos que no merecían estar en el lugar que sí ocupo ella. Fue la primera mujer en recibir el Premio Pritzker (2004), el Nobel de la arquitectura como se le conoce  aunque no me gusta nada esta acepción (cada premio tiene su historia), tras ser galardonara con el Premio Mies van der Rohe en 2003 y antes de ser distinguida con el Praemium Imperiale en 2009, el reconocimiento artístico más importante de Japón y la Royal Gold Medal del RIBA en 2016.

Quizá, el punto de inicio de su genialidad fue tan sencillo como el hecho de tener un profesor magnífico, a la altura de la inquietud y las ganas de crecer de la alumna. Zaha, tras estudiar matemáticas en Beirut, se trasladó a Londres donde fue pupila del gran Rem Koolhaas (nótese mi adoración por este señor desde el post anterior) en la AA o Architectural Association School of Architecture, de quién después sería socia en los inicios de OMA.

baku_iwan_baan
Heydar Aliyev Cultural Center, Zaha Hadid Architects (Baku, Azerbayan, 2013). Foto: Iwan Baan

En este post no pretendo rendir un amplio homenaje a esta diosa de la arquitectura (eso lo haré en un artículo monográfico muy merecido) si no que voy a hacer lo que el nombre del blog dice: un paragone, una comparación entre una de sus obras y un edificio icónico de la arquitectura moderna. ¿Os podéis imaginar de cual hablo?

En el año 2012 se inaugura en Pekín el Galaxy Soho, un complejo de oficinas y apartamentos formado por un conjunto de cinco edificios de formas ovoides desiguales interconectadas por pasarelas a diferentes alturas. Esta obra no es uno de sus edificios más famosos, como la Estación de bomberos del Campus Vitra (1993), el Centro de Arte Rosenthal de Cincinnati (2003), el museo MAXXI de Roma (2010) o el Centro Cultural Heydar Aliyev de Baku (2013).

El Galaxy Soho es una construcción imponente, como un enorme esponja marina surgida de la tierra, que sobresale visualmente de todo lo que hay alrededor, lo que hará complicado (si no lo está haciendo ya) su mimetización con el urbanismo existente. Lo que más llama la atención a primera vista del Galaxy Soho es la sucesión en altura de líneas blancas que enmarcan los pisos del edificio creando un movimiento continuo y fluido.

ZH_Galaxy_Soho_033
Galaxy Soho, Zaha Hadid Architects (Beijing, 2012). Foto: Hufton + Crow
ZahaHadidArchitects-GalaxySoho,Peking
Galaxy Soho, Zaha Hadid Architects (Beijing, 2012). Foto:

De la misma manera que el exterior del Galaxy Soho, el interior continúa con esa coherencia en el continuo movimiento barroco tan característico de la arquitecto anglo-iraquí. Entrar en este edificio debe ser (aún no he ido a China lo siento) como meterse en a otra dimensión. Ya lo decía al inicio del post, la mayoría de edificios de Zaha Hadid son decorados de cine, lugares que parecen irreales, con su inmaculada y casi etérea blancura y perfección.

Viendo este edificio con el paso de los años siempre me ha resultado familiar ese ritmo blanco-negro/blanco-negro de sus diferentes pisos, como si fuera una misma línea continua que asciende concéntricamente a medida que la mirada se dirige hacia la cima del edificio.

Alguien con una capacidad intelectual como Zaha siempre tiene que rendir culto a los maestros, en los que hay que inspirarse casi por imperativo a la vez que se deben reinterpretar sus conceptos y postulados constructivos.

El Galaxy Soho tiene tintes visuales del Museo Guggenheim de Nueva York, obra de por si alguien no lo sabe aunque sé que no es así, Frank Lloyd Wright (1867-1959), máximo exponente de la arquitectura orgánica.

NYC_-_Guggenheim_Museum_wikipedia
Museo Guggenheim, Frank Lloyd Wright (Nueva York, 1959). Foto: Wikipedia

No soy entusiasta de la obra de Lloyd Wright ni de la mayoría de la edificios organicistas, pero el Guggenheim de Nueva York es sencillamente una pasada. No conozco ningún otro museo donde la sala de exposición principal esté, ya no solo en cuesta, que es de por sí extraño, si no en un movimiento continuo abarcando todos los pisos del enorme bloque circular. Es aquí, en esta vista interior que parece un limpio pentagrama donde colocar las notas musicales, donde lo conecto con el Galaxy Soho de Zaha Hadid.

2cf317cff05d07b49959d0ed561bee6e 2
Museo Guggenheim, Frank Lloyd Wright (Nueva York, 1959). Foto: Solomon R. Guggenheim
ZH_Galaxy_Soho_018
Galaxy Soho, Zaha Hadid Architects (Beijing, 2012). Foto: Hufton + Crow

Quién iba a decir que entre Zaha Hadid, cuyos edificios futuristas parecen del todo menos útiles y reales, tiene reminiscencias de Frank Lloyd Wright, uno de los referentes de la arquitectura organicista. Así es como una de las mejores arquitectas del siglo XXI se ha inspirado en una de las obras más míticas de uno de los mayores referentes de la arquitectura del siglo XX.

Abraham R.

Anuncios

One response to “Zaha Hadid, la rompedora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s